domingo, 15 de marzo de 2009

Los exámenes médicos


Como algunos ya se pudieron dar cuenta gracias al post de "timing" el pasado lunes 2 de marzo estuvimos en Bogotá prácticandonos los éxamenes médicos. Nos fue muy bien, viajamos el domingo a las 22 h por berlinas, llegamos a Bogotá a las 7 h y a las 8 h ya estabamos en el consultorio del Dr. Vaillancourt. Fue el primer consultorio al que llamamos el viernes y nos dieron la cita para las 15 h del lunes. A esa hora (las 8 h) nos tomaron fotos (quedamos chistosos por aquello del viaje y de las carreras) pero luego nos dimos consuelo con Andre :p dificilmente quedariamos peor que ella jajajaja, pagamos el valor de los exámenes y de la cita, enseguida nos tomaron muestras de sangre y orina. (Consejo: vayan tempranito desayunaditos; pero sin hacer chichi. Asi sale rápidito todo y les va bien como a nosotros).

Nos dieron unas órdenes para ir a radiología en otra dirección, nos fuimos caminando hasta allá ya que no teníamos gran cosa por hacer, llegamos al sitio despues de caminar 24 cuadritas no más, a esperar a que nos llamaran para practicarnos la dichosa radiografia. Nos dieron unas batas para cubrir la desnudez de la cintura hacia arriba. Menos mal que eso es bien rápidito porque aún con esa bata yo me sentía empelota.


Bueno almorzamos un corrientazo por ahi cerquita y a esperar que nos entregaran los resultados. Como se demoraron dos horas en entregarlos nos devolvimos las 24 cuadritas en taxi para llegar a tiempo y sin cara de fatigados a la cita con el doc.


LLegamos a las 14h 30m más o menos y no tuvimos que esperar mucho. Primero nos pasaron a unas cabinas para -adivinen...- otra vez empelotarnos y ponernos una batica azul, ya le estoy cogiendo práctica a eso.


Y pues bien, nos miden, nos pesan, nos espichan la barriga, nos palpan la garganta como buscando pepitas de oro, un par de preguntas y eso es todo. C'est fini. Todo está muy bien mañana enviaremos sus resultados por fedex.


Pues bueno, de ahi, nos fuimos caminando otras 20 cuadritas pero hacia el norte, hacia la embajada, pasamos a dejar nuestros pasaportes y las consignaciones para el estudio de seguridad. Y sanseacabó el paseo regresar a buscar bus hacia Bucaramanga, eso si estuvo más bien demorado, llegamos a las 5 h del martes a dormir toda la mañana, almorzar y regresar en la tarde al trabajito, para no perder la costumbre, claro.

Los éxamenes efectivamente salieron el martes el mañana hacia Trinidad y Tobago, el viernes los recibio un tal C Greene en Puerto España y de ahi en adelante todo es un misterio, el estado de nuestro proceso no ha querido cambiar de "En cours" lo mismo que hace UN AÑO Y MEDIO, no le quieren poner emoción la cosa!


Pero bueno, lo importante es que nadie puede decir que no somos juiciosos!










domingo, 1 de marzo de 2009

La entrevista




















Bueno no hay blog de inmigrantes sin pasar por el concebido relato de la entrevista.






Algo que quiero recordarle a las personas que aun no han comenzado su proceso, es que es inútil contratar una agencia o abogado para que los represente. Los trámites son sencillos: llenar formularios y juntar certificados (que de todas maneras uno mismo debe solicitar).








Nos avisaron la fecha de la entrevista con dos meses de anticipación. Todo este tiempo nos sirvió de preparación. Teniamos que justificar nuestro deseo de establecernos en Québec, ojo con esto, no se trata de decir lo mal que estamos en Colombia y lo lindo que se ve Canada en las fotos, se trata de ir a contarle a un consejero el porqué de esta elección, porqué Québec?




Pues bien, iba en que tuvimos suficiente tiempo para prepararnos. Yo, siendo la aplicante principal, estaba extra-nerviosa. Todo debido a que? Pues hacía algunos meses había solicitado la visa de turismo española para ir a visitar a mi tio favorito en todo el mundo. Yo continuaba repitiendome: "Si me negaron una visa de turismo, como carajos voy a obtener una residencia permanente a un país que no he visitado?"

Afortunadamente, teniamos a un conocido en Québec quien nos escribió algunas palabras tranquilizantes, entre otras y algo que es lógico y uno olvida, que el gobierno canadiense contrariamente al español, tiene una politica de puertas abiertas a la inmigración.

En lo que más nos ayudó: poderlo escuchar hablar francés "quebecuá" la mayoria de los inmigrantes estudiamos francés standard. Todo esto me devolvió la confianza, la fe y hasta el sueño. Fue un lindo gesto de su parte, tomarse la molestia de hablar un ratito con nosotros, unos desconocidos prácticamente, y tan solo a unos cuantos dias de la entrevista, parecía más bien algun ángelito caido del cielo.


Llegado el gran día partimos en viaje hacia Bogotá. Llegamos un día antes para no lucir tan cansados luego de diez horas de viaje. Pasamos nuestro dia hablando en francés, repitiendo mil veces las respuestas de nuestra entrevista "ejemplo".

La cita era a las 14 h. Salimos a las 12 h para evitar cualquier trancón bogotano. Llegamos a las 12 h 45. Almorzaremos cerca a la embajada! Pensamos ingenuamente... Nos bajamos del taxi y de una nos fuimos a la embajada... estaba cerrada, claro. Nos fuimos al centro comercial que queda justo en frente... No logramos almorzar! Era un manojo de nervios espantoso, yo sentía que no tenía estómago, solo un nudo en su lugar... Él, jefe de familia con nervios de acero, calmaba sus angustias dandome ánimo. Decidimos no pensar en nada y solo ver las vitrinas mientras pasaba el tiempo... Además nos veiamos muy lindos en nuestros trajes... como si fueramos los ejecutivos más importantes que merodeaban por ahi cogidos de la mano...

13 h 45 Nos dirigimos hacia la embajada. Esperamos pacientemente a que abrieran. Llegó el recepcionista, nos anunciamos y nos hizo esperar unos momentos... llamó a un señor del que no recuerdo nada, sólo que era muy amable y nos dijo: Tenemos que ir al hotel que está frente a la embajada, ya que al señor consul no le gustó el lugar... "Qué????" -pensé yo- "ese tipo tiene que ser jodidisimo!!!" Nos intercambiamos una mirada de confusión mezclada con terror con mi marido... De vuelta al centro comercial donde habiamos pasado una hora dando vueltas...


Llegamos al lobby del hotel. Los celadores nos remarcaban mucho. Vienen a la entrevista de inmigración, no?



- Ajá (Que nos delataría?)

- Ya los anunciamos.





Nos requisaron, pero no a nuestro guía ya que el se la pasa en eso todo el día "escoltando" a los candidatos de un lado de la calle al otro. Inútil hacerlo pasar por tanta molestia...




A mi me requisó una mujer. Muy amable.




- Tienes nervios?
- Muchos.
- Tranquila les va ir bien.
- Gracias!





Luego al ascensor. El nudo en mi estómago no se quería desatar... siempre con las manos agarradas esta vez con mucha fuerza, como pasandonos ánimo, asi en un lazo indestructible...




Minutos eternos de espera en el pasillo esperando a que Mr. "Terrible" Abriera la puerta... Por fin la abrió:




- Buenas tardes doctor, (dijo el guía)
- Buenos días (contesta Mr. Terrible)






Qué!!! habla español??? Pensabamos nosotros (que alivio).





- Acá están los candidatos, hasta luego!
- Ok (Contesta Mr. Terrible)



- Bonjour!
- Bonjour Monsieur (contestamos al unísono)





Nos dimos cuenta que probablemente "Buenos días" sería lo único en español que le escucharíamos, y así fue.



Pues bueno luego de las presentaciones y sentarnos comenzó la entrevista. Todo salió diferente a como lo pensabamos pero fue para bien, Mr Terrible se presentó y pude dejar de pensar en él como si fuera una especie de ogro, en realidad era todo lo contrario, un señor muy comprensivo y paciente, comenzó hablandonos como a niños pequeños y a medida que veia que comprendíamos todo, la cosa se animó y comenzó a hablar rápido... muy rápido.




Las personas somos increíbles. Llevabamos 40 minutos de entrevista y estabamos los tres muy a gusto, incluso ya en confianza, como si fuesemos amigos de toda la vida. Mi pregunta indiscreta:





- Qu'est-ce que vous dérange de l'Ambassade?
- Le bruit!!! Il y a des bâtiments en construction juste a côté... on peut rien entendre!!






Y tenía razón. Al lado de la embajada estan construyendo dos edificios... nunca pensamos en eso! Que malpensados siempre pensando lo peor!!!






Y asi terminaba nuestra entrevista... El consúl nos felicitó incluso nos abrazó, dijo que nunca nos olvidaria, nosotros, conmovidos casi hasta las lágrimas, tanto esfuerzo y preparación se resumió allí, nunca esperamos que todo nos saliera así de maravilloso....







"Vous avez très bien réussi, bravo! Soyez bienvenus à votre nouveau pays"







No salimos caminando... salimos volando! Un nuevo capitulo de nuestras vidas comenzaría, ese 18 de septiembre de 2007. Nosotros nunca lo olvidaremos "non plus monsieur Poisson"